Blogia
Blog de Belén Serrano

Ideas para lograr que nuestros hijos tengan amigos

Tener un amigo es un tesoro. Desde pequeños, los padres estamos preocupados por el grupo de niños o niñas con los que se juntan nuestros hijos. Los padres intentamos que nuestros hijos jueguen con niños que pertenecen a familias afines a la nuestra, tanto en caracteres como en aficiones para compartir. Eso nos da más seguridad.

Pero, ¿cómo podemos conseguir que nuestros hijos tengan amigos?
Según investigaciones de Mª José Díaz Aguado, profesora de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, el que un niño de primaria tenga amigos puede llegar a ser un factor protector de problemas y trastornos en el futuro. Para ello, la investigadora propone el aprendizaje de habilidades sociales.

Estas son algunas de las habilidades sociales necesarias para poder tener amigos:
- No ser mandones: Es importante enseñar al niño a no imponer solamente su criterio.
- Alternar roles: Para ello plantea la alternancia de roles. Unas veces, uno es el que lidera el juego y, en otras ocasiones, lo hace su compañero.
- Prestar atención: Centrarse en lo que se está haciendo también es fundamental para que el compañero perciba que tanto él como la tarea son importantes.
- Colaborar en la tarea: Si quieres que te elijan para jugar, debes participar y tomar decisiones. Si eres demasiado pasivo, al final tampoco cuentan contigo, porque no aportas nada al juego y demuestras ser aburrido.

¿Cuál es la mejor edad para aprender estos conceptos?
A partir de los 7 años, los niños están preparados para asimilar todos estos conceptos. Son más capaces de ponerse en el lugar del otro, de comprender a sus compañeros y de aprender las reglas de los juegos.
Saber perder también es fundamental. Conceptos como jugar, participar y disfrutar independientemente de si ganas o pierdes son útiles para todos. A veces, encontramos a niños que emiten respuestas desproporcionadas cuando pierden en un juego. A estos niños hay que educarles en autocontrol y decirles cómo tienen que reaccionar.

¿Cómo podemos enseñarles?
- Dedicándoles tiempo.
- Comentando con ellos situaciones que se producen en el juego con otros niños: en el parque, en casa, en la piscina.
- Premiándoles con palabras y sonrisas cada vez que son capaces de portarse bien y de ser amables con los demás.
- Jugando con ellos y con otros niños.
- Reaccionando nosotros de forma adecuada, sin enfadarnos en exceso si perdemos y disfrutando de la participación.
- No haciendo comentarios destructivos contra los que nos ganan, incluso en la vida real, ya que ellos escuchan y aprenden de nosotros.
Está demostrado que tener un solo amigo “de los buenos” es fundamental para ser feliz. Por tanto, no debemos perder tiempo y enseñar a nuestros hijos la importancia de “saber estar” con los demás y disfrutar en contextos sociales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres