Blogia
Blog de Belén Serrano

Motivados para la lectura

Sabemos que una de las áreas principales del desarrollo evolutivo de los niños es la del lenguaje. Los niños comienzan a comprender antes que a hablar. Podemos hablarles constantemente y explicarles lo que ocurre a su alrededor para que el niño, aunque sea pequeño y no sepa hablar, vaya asimilando los mensajes que escucha. Al año de edad ya conoce el sentido de la prohibición NO y puede identificar los objetos que ve a su alrededor con los nombres que escucha de sus padres.
Qué aspectos influyen en la motivación hacia el lenguaje:
Los padres que hablan con el niño desde pequeños, enseguida notan cómo su hijo quiere contestarles.
Los padres que dicen las palabras correctas y evitan palabras como chicha, chupe, bibe, etc. notan cómo sus hijos desarrollan el lenguaje de forma más clara.
La adquisición del lenguaje se desarrolla principalmente en casa y debe estar asimilada totalmente a los 6 años. La adquisición de los fonemas se logra gradualmente. Cuando a esta edad, el niño dice perfectamente las letras, está preparado para integrar la lectura y la escritura. Su cerebro ya está maduro. Por eso, en las etapas escolares de educación infantil se trabajan poco a poco estos conocimientos, pero realmente es en la educación primaria cuando a los niños se les pide que se esfuercen en el reconocimiento de las palabras, en su comprensión y en su escritura en el papel.
La familia debe siempre motivar con juegos este tipo de aprendizajes para apoyar el trabajo escolar. De nada sirve forzar a leer a niños de 6 años, cuando lo que quieren es jugar a la pelota. Es más positivo participar con ellos de forma sutil para que disfruten. “Palabras que comienzan por…”, “Palabras encadenadas”, crucigramas, sopas de letras, identificar los rótulos de las tiendas, aprender a leer los nombres de los jugadores de fútbol, son ejemplos de tipos de ejercicios que se pueden hacer.
Qué ventaja tienen los niños motivados con la lectura:
Parece obvio hablar de este tipo de ventajas. La lectura en general les abre las puertas del conocimiento, de la fantasía y de la creatividad.
En la escuela, el mayor porcentaje de los conocimientos está relacionado con la lectura, por lo que su aprendizaje correcto es un índice relevante para prevenir el fracaso escolar. De este modo, los niños adquieren con más facilidad las técnicas de estudio que les ayudan a aprender las demás asignaturas.
Aprenden nuevas ideas, diferentes enfoques de pensamiento y formas diversas de escritura.
Pero lo que más les gusta, ¿qué es?
Leer con sus padres.

Encontraréis más información del tema en la “Guía educativa para padres y madres” de la Editorial 3ooks


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres