Blogia
Blog de Belén Serrano

El esfuerzo

Dedicado a mamá Mariví.
¿Los niños de ahora saben lo que es el esfuerzo? Tienen menos tolerancia a la frustración y no saben esperar la gratificación. Esto, ¿qué significa? Que a la mínima "la montan". Esta actitud se refleja en muchas acciones del día. No obedecen a la primera, no recogen sus juguetes, no quieren hacer los deberes, no quieren andar por la calle, etc.
Sabemos que esto no es reflejo de que la genética se haya modificado, es un reflejo de que pasamos menos tiempo con ellos y la educación supone esforzarse en enseñarles estas acciones cotidianas.
Lo más fácil es crearles una rutina diaria después de que los niños salgan del colegio. En esa rutina diaria, se especifica que primero hacen los deberes, luego juegan, recogen los juguetes, se bañan, se ponen el pijama, cenan, van una peli o leen y se van a dormir. Este es un ejemplo de rutina, pero cada madre o padre, hace el plan adecuado para su familia. Si de lunes a viernes mantenemos una rutina similar, ellos aprenderán que estas son las acciones a realizar. Si esto no es posible, podemos utilizar el sistema de refuerzo: "Cuando hagas los deberes, podrás jugar". O podemos utilizar el sistema de pérdida de privilegios: "Si no recoges los juguetes, no puedes bajar a jugar al parque". Siempre funciona mucho mejor el sistema de refuerzo porque está formulado en positivo. Esta norma debe mantenerse siempre porque si cada día la cambiamos, el niño no puede aprenderla.
Así que la educación en el esfuerzo requiere de una rutina creada y de un sistema de refuerzos pactado con ellos que nos ayude a esforzarnos a diario.
Educar en el esfuerzo desde el año de edad, hará que nuestros niños sean responsables y más obedientes.
Ánimo a todas y a todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

marta -

Y... funciona también con los maridos? ::))
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres