Blogia
Blog de Belén Serrano

Mi padre está deprimido

En una de las charlas que estoy dando con 3ooks por las librerías de Aragón, uno de los padres preguntaba cómo podía afectar la depresión del adulto en la vida del niño. Nos da la sensación de que los niños pequeños no se enteran de nada, pero hay que tener en cuenta que viven dentro de la familia y ven, escuchan y sienten. A lo mejor, no lo comprenden exactamente igual que nosotros, pero lo perciben y les genera una sensación de malestar.
¿Qué hay que hacer en estos casos?
Independientemente de la edad que tenga el niño y la causa de la tristeza, debemos:
- Explicarle que él no es el culpable de lo que le ocurre al padre
- Hacerle saber que el padre no se encuentra bien y explicarle mínimamente las razones
- Decirle que lo que le ocurre al padre no tiene por qué ocurrirle a él. Algunos chicos más mayores se preocupan por el hecho de poder llegar a deprimirse ellos también
- No involucarles en los agobios del padre. Ellos tienen que continuar haciendo su vida y deben ser reforzados por todas las cosas que hacen bien.
La depresión puede ser reactiva, es decir, generada por un problema determinado como puede ser la muerte de un ser querido...o la depresión puede ser endógena, es decir, generada por un problema bioquímico. La forma de abordar las mismas es totalmente diferente. Lo mejor es que el psiquiatra o el psicólogo oriente sobre cuál es la mejor forma de sobrellevar estas situaciones en la familia.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres